http://http:///.blogspot.com/
Ultimas entradas :
GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Para un regreso feliz a clases

RECETA PARA UN EXITOSO REGRESO A CLASES


Ingredientes:

Un verano sin remordimientos. Planea los últimos días de vacaciones para hacer algo inolvidable con tus hijos. Pasen un día comiendo fuera, o duerman todos en el jardín. Esta actividad puede ser el cierre oficial de un verano increíble.

Una mamá informada sobre los procedimientos para el primer día de clases. ¿Tu hijo debe llevar todos sus útiles o esperar que la maestra se lo indique? Si hay una lista específica, es importante seguirla al pie de la letra, para que tu hijo tenga lo necesario pero no cosas extras que sirvan de distracción.

Un hijo involucrado en la compra y preparación de los útiles. Cuando yo estaba chica hacíamos una pachanga de la repartición de los útiles, con todo y refrigerio (galletas y limonada). Todos nos sentábamos alrededor de la mesa y mi mamá nos pasaba nuestras cosas nuevas para que cada quien les pusiera su nombre. ¡Un momento mágico e inolvidable!

Una ropa especial para el primer día. No tiene que ser ropa nueva, pero tu hijo debe tener el privilegio de escoger qué quiere llevar el primer día. Si él se siente cómodo con su vestimenta empezará el año con ánimos. Lo mismo va por el peinado.

Una hora fija para dormir. A pesar de la emoción, tu hijo va a necesitar de manera especial llegar al año nuevo bien descansado y con energía. Empieza la semana antes de clases volviendo a ajustar la hora de dormir para que no sea tan pesado acostarse temprano la noche antes del regreso.

Una alimentación práctica y adecuada. Tu hijo necesita desayunar, pero no le pidas que se sienta a ingerir 3 huevos, waffles, tocino y jugo antes de ir a la escuela. Para el primer día escoge algo ligero pero nutritivo, como cereal o yogurt. Que él ayude a empacar un lunch nutritivo y abundante: Más vale que sobre y no que falte. Acuérdate que está acostumbrado a comer más por las vacaciones.

Una llegada a tiempo. No hay nada más estresante para tu hijo que el llegar tarde el primer día. Respeta sus sentimientos, que son frágiles en este principio, y haz lo necesario para que llegue temprano a la escuela. Tampoco lo dejes ahí solo en la madrugada. Por ser el primer día, si es necesario pide permiso en tu trabajo para que tú lo lleves y conozcas a sus maestros.

Un plan para recogerlo al final del día. Sobre todo el primer día es vital que tu hijo sepa al salir de la casa que cuenta con un plan para regresar al final del día. Organízate, y asegúrate que él sepa si regresa en transporte, con una ronda o si tú vas a pasar por él. Ojo: estar esperando a mamá después de que todos ya se hayan ido a casa es horrible el primer día. Recoge a tu hijo a tiempo.

Una actitud familiar positiva. “¡Qué padre que empieza un nuevo año! Yo sé que vas a aprender mucho y tener nuevos amigos.” Nunca le cargues a tu hijo dudas ni expectativas negativas hacia la escuela, aunque tú las puedas tener. Demuéstrale tu confianza en él, y lo dejarás libre para triunfar.

Preparación
Mezcla todos los ingredientes con mucho cariño. Ponle a la mezcla un pellizco de entusiasmo y mucha organización. Deja cocer en el calor del hogar, y pronto disfrutarán un delicioso regreso a la escuela.

Regreso a clases, emocionante pero estresante
Fuente: Cuide su Salud con la Dra. Diane Pérez

Pronto los niños y niñas entrarán nuevamente a clases y este suceso que se repite después de cada temporada de vacaciones y que no deja de ser muy, pero muy interesante, en muchos de ellos provoca situaciones de estrés que se manifiestan con miedo, inseguridad o mucha tensión que pueden afectar la salud.

Por ello, en este regreso a clases debemos prepararlos para este momento tan importante para ellos y ellas y tomar en cuenta que los primeros días, siempre son decisivos para su desempeño escolar durante todo el año.

El regreso a clases implica mucha incertidumbre y estrés por varios motivos:
- Si es la primera vez que van a la escuela, el temor es total, sobre todo por la separación de los padres, la incertidumbre de un “supuesto abandono”, el desconocimiento de lo que es un sistema educativo, el conocer a un maestro o maestra que quién sabe cómo será y el enfrentamiento con muchos otros niños y niñas desconocidos no es nada fácil de enfrentar.
- Si regresan a nuevo ciclo escolar, el conocer al nuevo maestro o maestra y pensar en cómo será su relación con ellos y el extrañamiento del profesor anterior (aunque la relación no haya sido del todo buena).
- Si es después de un periodo vacacional intermedio, la incertidumbre y a veces el temor o la alegría de pensar que todo seguirá como antes dependiendo de cómo haya sido anteriormente.
- El reencuentro con los amigos queridos, pero también con los compañeros que no caen bien o peor aún con los que se tuvo algún pleito durante el año anterior.
- La emoción de estrenar mochilas, uniformes, libros y todo tipo de útiles escolares que se presumirán a los demás.
- El temor a la disciplina que de alguna forma se rompe durante las vacaciones y que acarrea presiones a todos los familiares.
- La frecuente aversión a las tareas escolares.
- Experiencias previas no gratas en la escuela o con pasados maestros o compañeros.
- La presión en la escuela, la casa, las clases especiales y el control del tiempo minuto a minuto.

Es importante comprender que las vacaciones han permitido el cambio de ciertos hábitos, tanto alimenticios como del sueño, así como en la disciplina y los horarios, por lo que es necesario que se vayan ajustando poco a poco, antes del tan ansiado y a la ves tan temido día de regreso a clases.

Y para que todo marche bien, sugerimos lo siguiente:
- Platicar con ellos sobre la importancia del regreso a la escuela y determinar con ellos lo que se espera de este año y cómo piensan lograrlo.
-Plantear el regreso a clases como algo positivo y muy importante.
- Escuchar sus temores, dudas, intereses y expectativas con mucha atención y orientarlas respetuosamente en todo momento.
- Establecer y respetar los horarios para levantarse, dormirse, alimentarse, tomar clases especiales, hacer tareas y jugar o entretenerse.
- Responsabilizarlos sobre el cuidado de sus útiles escolares, el arreglo diario de sus uniformes o ropa de escuela, así como de la solución de sus tareas escolares para evitar el desorden que es causante muchos problemas y tensiones familiares.
- Supervisar bien su desayuno que es el principal alimento que les permitirá concentrarse y aprender bien durante toda la mañana. Con frecuencia es importante incluir un complemento alimenticio para el recreo, para que no les falten todas las vitaminas y minerales esenciales para su adecuado crecimiento y desarrollo.
- Estar pendientes de todos los cambios posibles de conducta o actitud que puedan ser manifestaciones de algún problema no resuelto en la escuela o en su vida personal. Tener el cuenta que los problemas para ellos son tan grandes e importantes, como lo son los nuestros.
- Tener todo listo para que las prisas no sean otro motivo de estrés, salir a tiempo para evitar el tráfico y mostrarse contentos en todo momento.

Pero también durante el año escolar hay que vigilar conductas que nos pueden indicar que los niños y niñas no se encuentran bien en la escuela, como:

- Llorar todos los días al entrar a ella.
- Orinarse cuando ya han logrado controlar este reflejo.
- Simular o presentar dolor de estómago, cabeza, náuseas y otros todos los días.
- Sentirlos desmotivados y tristes cada vez que salen de la escuela.
- Quejarse continuamente ante los padres sobre la conducta de maestros o compañeros.
- Presentar algún signo de violencia o golpe.
- Detectar baja de calificaciones sin motivo aparente.

Ante estas señales es importante:
- Escuchar a los niños y niñas, atender a sus quejas y darles credibilidad hasta que se demuestre lo contrario.
- Hablar con maestros y directores y comentar los cambios de conducta inesperados.
- Denunciar cualquier hecho de violencia.
- Ayudarlos y orientarlos en sus requerimientos.
- Comentar con los maestros si se piensa que las tareas son excesivas.
- Estimularlos y felicitarlos ante sus éxitos y orientar sus fracasos y errores para que aprendan de ellos.

Hay que recordar que serán muchos los años que los niños estarán en la escuela y que esa debe ser una etapa de aprendizaje saludable y placentero y no de angustia y temor.

1 comentario:

  1. Al regresar a clases lo más divertido para mí es elegir una mochila escolar adecuada , siempre procuro hacerlo con detalle y me tardo algún tiempo, pero todo el ciclo escolar estoy feliz por llevar una mochila a mi gusto, hay diferentes tipos de mochila que podemos elegir a nuestras necesidades y estilos particulares.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified