http://http:///.blogspot.com/
Ultimas entradas :
GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

¿Sabes cuál es la pregunta que tus hijos quisieran escuchar de tí?

Me permito compartir contigo un "diálogo" entre el Padre Nelson Medina y yo en una página que él creó.
Me gusta participar contestando lo que él pregunta porque puedo reflexionar sobre la manera en que hago las cosas y saco muchas luces de ello. Espero te sirva.

La mejor pregunta que nadie te ha hecho jamás

Sucede a veces que nos preguntan cosas que no nos interesa contar, o sobre las que sabemos que no debemos dar mayor información. Pero, ¿no te ha sucedido que hay cosas sobre las que sí que te gustaría que te preguntaran, quizás por hacer una aclaración, eliminar un prejuicio o dar un testimonio? ¿Cuál es la mejor pregunta que nadie te ha hecho jamás?

Eliminar
Paz y bien.
Ah, qué pregunta!!!  Creo que  no hay una pregunta que no me hayan hecho. Tal vez la pregunta que deseo me hagan siempre es: ¿Quieres? y  he llegado a la conclusión de que en Cristo se me hace. Fuera de Cristo, no.
Antes de Cristo todo era: "haz ésto, haz aquello". "Adivina lo que pienso y haz lo que deseo"
En Cristo es: "¿Quieres hacer ésto o aquello?-¿Te gustaría participar?"
Por ejemplo: cuando niña, una tía necesitaba quien cuidara de sus hijos, le hiciera el quehacer, le hiciera la comida.
No me preguntó sí deseaba hacerlo. Fué con mi mamá y le dijo que quería trabajar porque no le alcanzaba el dinero. Tenía 4 hijos y su esposo no ganaba lo suficiente. Mi mamá (así llamo a mi abuelita que me adoptó desde bebé al separarse mis padres) me envió con ella sin preguntarme si deseaba hacerlo.
Yo deseaba estudiar y mi tía me dijo que me iba a pagar mi estudio (jajaja algo que por supuesto no cumplió)
Me esmeré en mi trabajo, deseosa de recibir mi remuneración. Y todo era recibido como si fuera mi obligación hacerlo, como si me hubieran contratado. Yo era una niña, pero intuía la diferencia entre contrato (que recibe una paga) y hacer las cosas por gusto.
Mi mamá no podía pagarme los estudios que yo deseaba. Me lo dijo cuando se lo pregunté, asi que cuando mi tía me dijo que me iba a pagar, acepté gustosa "mi trabajo"
Lo hubiera hecho sin paga porque amo a mis sobrinos, pero ella me ofreció algo que yo deseaba. Y no cumplió
Como ésa, puedo decir muchas otras ocasiones en que he sido explotada.
Mi mamá nunca me preguntaba si deseaba hacer tal o cual cosa, simplemente me mandaba hacerlo, dando por sentado que tenía que hacerlo. Yo lo hacía por amor, porque ella siempre fué buena conmigo y siempre deseó lo mejor para mí.... pero me hubiera gustado me preguntara si deseaba hacerlo.
En la escuela, todo es: tienes que hacer tal o cual. Si lo haces, obtienes una buena calificación. Si no lo haces, repruebas. Es una obligación hacerlo, pero no se obtiene un beneficio completo. Se obtienen herramientas para trabajar y los maestros hacen su labor para recibir una paga por ello. No existe amor en ello, por lo menos, no un amor personal. Mis padres me envian a estudiar para mi bien, sin esperar recibir nada a cambio. No me preguntan si deseo hacerlo, pero sé que es para mi bien.
En cambio, desde que voy a la Iglesia es otra cosa. Me preguntan si deseo ayudar a limpiar sillas, si deseo ayudar a catequizar, si deseo recibir la comunión. Eso es participar activamente en algo que sé que es benéfico para todos, que me deja la satisfacción de sentirme amada porque lo hago por amor y respetada porque me preguntan si deseo hacerlo.
Me deja la satisfacción de sentirme útil, no usada.
Y además sé que es algo que a Dios le agrada que yo haga... y para acabar obtengo bienestar en mi persona porque mi salud mejora.
Hacer la voluntad de Dios es lo mejor que me ha pasado, porque Dios me permite responder "si" o "no" quiero
y todo lo que sigue, me es dado por añadidura.
El sábado fuí a limpiar las sillas de la capilla- El padre estuvo con nosotros limpiando y platicando. Nos reímos mucho. Y al terminar oramos.. . y nos perdonó las pequeñas mentiritas, los pequeños enojos.
Eso es algo que yo no esperaba y que agradecí enormemente.
Le dije al Padre que si limpiaba más sillas, me perdonaba otras cosas? jajaja.
El Padre me conoce, me dice "guerita" o a veces me llama con otros nombres cariñosos. Con gusto hago lo que él necesita, porque además se esmera en sus sermones, es amable con las personas que se acercan, para todos tiene una sonrisa. Cuando regaña, (que regaña mucho) lo hace con afecto.
Dicen que nadie enseña a ser padre o madre. Yo pienso que sí nos enseñan: nuestros propios padres. Yo he sido como mi mamá y mis hijos no son tan obedientes como yo lo fuí. Y si obedecen, ahora sé que es porque se sienten forzados a hacerlo.
El Padre de la Iglesia, me ha estado enseñando a ser mamá, a pesar de que lo he sido desde hace muchos años.
Ni mis padres, ni mi abuelita, ni en la escuela o en el trabajo o con mis suegros, recibí un ejemplo tan claro y bueno de cómo ser una verdadera madre.
Mis hijos ya tienen 29 años y 27 años.  Espero que se beneficien del cambio que estoy teniendo.
Gracias por ésta pregunta, Padre. Porque acabo de darme cuenta de lo que debo preguntar a mis hijos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified