http://http:///.blogspot.com/
Ultimas entradas :
GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

De tal palo, tal astilla?

Por Laura Aguilar Ramírez.

He decidido escribir acerca de éste tan famoso dicho, que no es cierto por famoso, sino porque encierra una gran verdad.

Cuando niños, nuestro padre y nuestra madre son nuestros ejemplos e influyen cada uno en distinto porcentaje y cada uno de acuerdo al género del hijo.

Por lo regular, las madres influyen en las hijas y los padres influyen en los hijos. Como digo, sobre todo en la primera infancia, que es la etapa en que el ser humano aprende más y más rápidamente.
En el transcurso de 3 años un bebé que nace sin saber nada, aprende a hablar, a caminar, a controlar sus esfínteres, etc.

Posteriormente es influenciado por los familiares que lo rodean más cercanamente aparte de sus padres. Pueden ser abuelos, tíos, primos. A medida que van creciendo, también crece la influencia de otros: maestros, compañeros de escuela, los padres de ésos compañeros. los vecinitos con los que juega, etc.

Sin embargo, la influencia mayor es la de los padres. Es por ello que nuestra responsabilidad es mucha. Debemos estar conscientes en todo momento que nuestros hijos serán aceptados o rechazados por los demás, en la medida en que nosotros fomentemos ése rechazo o ésa aceptación con nuestras acciones.

Debemos estar conscientes que nuestos hijos heredarán no sólo tierras o algún tiliche que tengamos; heredarán principalmente el buen nombre que sus padres se hayan formado.

Por supuesto que el ser humano tiene la capacidad de transformarse. No porque un padre haya sido un borracho, el hijo lo será también; o si una madre es una floja, su hija lo será igual. Pero de todas maneras el que lo sean, afecta a nuestros hijos y afecta la relación que establecen con nosotros.

Desgraciadamente o afortunadamente, vivimos en sociedad. Y aunque digamos que no nos importa lo que digan los demás, sí importa en el futuro de nuestros hijos.

Una familia que tenga una buena vida, seguramente tendrá hijos que lleven también ésa buena vida. Y con buena vida, me refiero a una vida respetable, no tanto a una vida económicamente alta.

Nuestros hijos tienen la capacidad de discernir y muchas veces toman modelos de otras personas para conformar su personalidad, pero nuestros actos y acciones afectarán necesariamente su vida.

No estoy totalmente de acuerdo en que sea verdad el que los hijos de padres borrachos serán borrachos o los hijos de padres ejemplares serán ejemplares a su vez. Pero sí acepto el que es verdad que de tal palo, tal astilla, pues nuestros actos y acciones influyen en la personalidad de nuestros hijos para bien o para mal.

Con la capacidad de raciocinio que tienen, ellos pueden discernir si siguen el camino de sus padres o siguen el camino que otros han recorrido, pero será en base al trato y ejemplo que les hemos dado.

Finalmente, ellos deciden su propio camino. Y de nosotros depende estar o no en él.

A medida que los hijos crecen, su toma de decisiones va perfeccionándose. Un adolescente comete muchos errores, pues todavía está en una etapa de aprendizaje y en una etapa de prueba. Debemos acompañarlos en ésa etapa tan decisiva en sus vidas y debemos hacerlo con un buen ejemplo.

En ésa edad, aún estamos a tiempo para rehacer todo aquello que hayamos hecho mal. Es en ésa edad en que empezamos a perder a nuestros hijos o a afianzar la confianza que tienen en nosotros. Es en ésa edad en que somos sometidos a un juicio por parte de nuestros hijos, pues dependiendo de ése jucio ellos tomarán el camino que crean más conveniente para su propia vida. Puede ser un muy mal camino o un camino que los lleve a superarse

No dejemos que ellos tomen ésa decisión solos, pues seguramente se equivocarán ya que no tienen ni la experiencia ni el conocimiento suficiente para hacer una buena elección. A medida que vayan creciendo, su capacidad de discernir también lo hará.

La sociedad muchas veces sólo juzga y condena de acuerdo a lo que ve, sin fijarse en el trasfondo de las cosas. Y pueden juzgar y condenar a nuestros hijos por culpa nuestra. Podemos ser la causa de que a nuestros hijos se les aisle si no hemos sido un buen ejemplo de vida, si nuestras relaciones con los demás no han sido las adecuadas.

No somos seres aislados. Vivimos en una sociedad con la que debemos interactuar y nosotros debemos ser parte de la vida de nuestros hijos en todo momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified