http://http:///.blogspot.com/
Noticias :
Comentarios de Retazos y puntadas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

El segundo año de vida

Al igual que el primero, representa grandes cambios y nuevos e importantes logros en su desarrollo...

De los 12 a los 24 meses de vida

“Donde hay niños existe la EDAD DE ORO”
Nuevas habilidades aparecen y otras se definen y precisan. Es la etapa en que su madurez en el área motora le permitirán caminar y utilizar esas nuevas habilidades de marcha para ir a ser un explorador de nuevos y lejanos espacios, antes restringidos para él.

Otra característica importante de esta etapa de vida es la aparición del lenguaje en el niño, lo que le permitirá una más estrecha comunicación con sus padres y su familia.

La conducta del bebé de 12 meses comienzan a modificar sus conductas repetitivas, pues se da cuenta que esto tiene efectos distintos que llaman su atención y le brindan nuevas experiencias. Por esta razón, sus exploraciones se vuelven más intensas y complicadas. Ahora es un niño mucho más audaz y temerario. Esto requiere que los padres tengan mucho más cuidado de andar cuidando los pasos de sus pequeños hijos.

Recordemos que el niño de 1 a 2 años continúa dentro de la etapa de desarrollo sensoriomotor. Piaget creía que la comprensión que tienen los niños del mundo durante la mayor parte de la infancia está determinada por las actividades que llevan a cabo en él y por sus percepciones de él.

Hacia el final del período sensoriomotor, los niños comienzan una transición de la inteligencia motora a una inteligencia cada vez más cognoscitiva y se pone de manifiesto que ahora tienen más representaciones mentales de los objetos y de los acontecimientos; su conducta ya no se limita al ensayo o error, sino que ahora hace uso de la representación mental. Es bajo estas circunstancias que los niños pequeños comienzan a internalizar (representarse mentalmente) las acciones y sus consecuencias sin tener que ejecutarlas.

La imitación es una característica que se incrementa también durante esta etapa de vida infantil; los niños disfrutan de imitar objetos o personas de su alrededor. El bebé que ahora camina, sigue a las personas para descubrir lugares y se divierte siguiendo los pasos de su madre. También comienza lo que Piaget llamó imitación diferida, que consiste en imitar cosas o personas que ya no están presentes.

Como dijimos en un principio, el lenguaje es una de las áreas del desarrollo que alcanza importantes logros en esta edad. En su primer año de vida, el niño estuvo en una etapa preverbal en la que emitía sonidos y balbuceos; esto le permitió que adquiriera destrezas en su capacidad de identificar sonidos, en el movimiento de sus labios y su lengua. El bebé disfrutó mucho escuchando su voz a través de los balbuceos continuos.

Aunque el balbuceo se prolonga por lo general hasta los 18 meses de vida, el niño comienza alrededor de los 12 meses a producir sus primeras palabras, además de que utiliza también gestos y señas para comunicarse con su familia. Las primeras palabras del niño son palabras simples para llamar a objetos o personas; pero antes de aprender a pronunciar las palabras, los chiquitos comprenden mucho más de lo que pueden decir. “saca tu lengüita” “mueve tu manita”. También el niño comienza a utilizar frases de dos palabras, y comienzan también a formar estructuras declarativas, interrogativas, declarativas e imperativas: “bonito bebé”, ¿dónde papá”, “No jugar”, “¡más leche!”.

Los expertos que han estudiado minuciosamente el desarrollo del infantil, nos explican que el período comprendido entre los 18 meses y los 24 (al cumplir el 2º. aniversario de vida), muestra un crecimiento y una maduración mental muy marcada. El niño de 18 meses todavía se muestra como un bebé, el niño de 2 años comienza a ser un niño y así nos muestra su comportamiento.

Antes de que cumpla su segundo año de vida, los padres deben preparar todo un plan para iniciar a su hijo en el control de esfínteres, recordando que la seguridad que el niño sienta de su entorno le ayudará a aceptar esta nueva rutina. Dentro de todo ese mundo que el niño descubre en su exploración, es importante que se relaciones con el bacín o el pequeño sanitario infantil en el que comenzará a depositar sus esfínteres. No se debe forzar al niño, el control de esfínteres se le debe manejar de forma natural y sin presionarlo. Es recomendable que se le designe una hora determinada en su horario de vida para que se siente a esperar depositar sus deshechos en el pequeño sanitario; podemos prepararle algunos libros de imágenes, incluso con el tema del pequeño niño que se sienta en el baño (es hora de buscar el libro adecuado).

MED Ana María Schwarz

Durante esta etapa el niño empieza a ser autónomo: se pone de pie solo, gatea, es capaz de hacer rodar una pelota, de subir escalereas con la ayuda de un adulto... todo ello supone un cambio extraordinariamente immportante en su comportamiento. Algunos expertos hablan de los "terribles dos años", ya que se trata de una etapa que no tiene nada que envidiar a otras más famosas, como la crisis de la adolescencia.

MESES 13, 14 Y 15

La música es importante. Las nanas y las melodías repetitivas contribuyen a la formación de la memoria y al desarrollo del leguaje. En el mercado entrararás CD Y DVD con canciones, música instrumental, lecciones en inglés... Además , se inaugura la etapa de las palabras-frase. En este momento, la capacidad de compresión del bebé es mucho mayor que de comunicación. Poco a poco empieza a adquirir soltura y se produce una evolución espectacular.

*Evita alterar su reloj biológico.

De forma natural, nuestro cuerpo duerme por la noche y permanece en fucionamiento por el día. Alterar eses ritmo supone modificar muchas conductas que tienen que ver con nuestra salud y nuestro estado de ánimo; por eso, es importante que tanto en vacaciones como a diario el bebé se acueste a su hora. Si cambiamos su ritmo de sueño durante varios días, la melatonina -la hormona que controla el sueño- y el cortinol -la hormona que nos activa- se dessincroninan y comienzan a aparecer problemas como insomnio, irritabilidad o inmunodepresión, entre otros. Pero hay más, la hormona del crecimiento tiene su pico más alto de sereción durante la noche, con lo que alterar el descanso nocturno del niño influirá directamente en su desarrollo.

*Allá va.

El segundo año de vida también es el momento de despegar y lanzarse a dar los primeros pasos. Entre los meses 15 y 16 los niños son capaces de mantenerse de pie. Durante la adquisición de estas competencias es de esperear que se produzcan caídas y pequeños accidentes; por esta razón, los padres deben participar en los juegos infantiles y preparar el entorno para evitar peligros.

DE COMPRAS

A esta edad el niño ya como en una trona. Ésta debe disponer de un cinturón de seguridad con correa de sujeción entre las piernas, para que no se escurra por debajo. La superficie ha de ser lisa, con cantos redondeados y sin tornillos ni piezas que sobresalgan o puedan desprenderse. Los asientos y respaldos acolchados tienen que ser de telas no tóxicas y lavables. Alguos modelos incorporan un doble dispositivo especial que evita cierres accidentales.

Ten en cuenta que los artículos de seguridad infantil son de los más importantes por su función: la prevención de accidente cuyos protagonistas son los pequeños. El 85% de los percances que afectan a niños de edades entre 0 y 4 años se producen en el propio hogar. Algunos de ellos se deben a la fatalidad, pero la mayoría se podrían haber evitado con unas mínimas medidas de seguridad. La oferta de artículos es amplia y variada: barreras de seguridad, protectores para cocinas, bloqueadores multiusus, protectores de enchufes, cierres con alarma, etc...

MESES 16,17 Y 18

En esta etapa, la piel del bebé sigue siendo muy delicada y necesita cosmética especial. El niño anda tambaleándose debido al escaso desarrollo de su equilibrio, comienza a hcer sus primeros pinitos en la pintura a través de manchas - el lo que se llama "parloteo gráfico"-, busca la compañía de los adultos e intenta imitarles, muestra afecto por la familia, los animales de compañía y los muñecos, conoce diez palabras, entre las que se encuentran los calificativos de "bueno" y "malo", y pude cumplir un encargo que requiera cierta memoria, como coger algo que está en otro lugar.

"Es el momento de dejar los pañales o, al menos, de intentarlo. Ellas son más precoces. Las niñas suelen dejar los pañales entre los 22 y los 26 meses, mientras que los niñoa lo hacen entre los 24 y los 30 meses, por norma general. Es mejor no dar mucha importancia a sus escapez involuntarios; cuanto menos presionado se sienta, más fácil le resultará acostumbrarse al orinal. No tires de la cadena hasta que el niño salga del cuarto de baño. El ruido de la cisterna puede angustiarle."

DE COMPRAS

Los asientos de bañ se utilizan en la bañera y son muy práticos. Son unos soportes de base rígida que permiten lavar al bebé mientras permanece sentado. Son seguros, ya que cuentan con ventosas de fijación. Para cuando todavía no controla los esfínteres, los protagonistas son los rinales; algunos incorporan música y activan un sonido de cascara de agua cuando el niño moja la base.

MESES 19,20 Y 21

Muchos niños ya asisten al centro de educación infantil o guardería. Se produce una evolución de la zona de desarrollo próximo (asimilación y acomodación de conceptos). El pequeño amplía sus mecanismos de asociación, actúa por imitación y poco a poco consigue volver las páginas de un libro.

*Alimentación: más autónomo y selectivo.

Hasta ahora sólo lo alimentabas para cubrir sus necesidades nutricionales, de acuerdo a sus demandas y , con mayor o menor apetito, aceptaba lo que le ofrecías: alimentos simples que le aportaban los nitrientes necesarios de forma fácil de aceptar, deglutir y digerir, siendo la leche el principal de ellos. Desde ahora se va a hacer más autónomo y selectivo y su forma de alimentarse va a formar parte de su educación general. Deberá seguir una dieta adecuada, variada y regular en horarios. No le fuerces, sigue su ritmo y evita caer en ritos poco recomendables (televisión, distraciones o castigos), que pueden habituar al niño a utilizar la comida como si fuera "moneda de cambio".

*Adquiriendo hábitos de aseo.

Ya puede ir aprendiendo algunos hábitos de aseo. Es capaz de lavarse y secarse las manos, y debemos ayudarle a que ya se lave también los dientes. Los jabones y toallas de colores y formas divertidas pueden ser de gran ayuda. Todavía no conviene que bañe él solo, pero puede ir enjabonándose, aclarándose y secándose con tu ayuda. Hay que hacer de la hora del baño un momento agradable y divertido, lleno de risas y juegos.

DE COMPRAS

En este momento, el bebé utiliza una silla de auto de Grupo I homologada para niños de 9 a 18 kg (de 9 meses hasta los 4 años). Al alcanzar los 15 kg. es aconsejable utilizar una silla de auto homologada para Grupos 2 y 3 (de 15 a 36 kg de peso o de 3 a 12 años de edad).

Las peritas y los aspiradores nasales son muy útiles para despejar la nariz. Debes saber que las mucosidades de la nariz y lagarganta son una defensa natural del cuerpo cuya función es impedir que los gérmenes lleguen a las vías respiratorias altas y las infecten. A veces son tan abundantes que les producen incomodidades: dificultan la respiración, provocan toses y vómitos e, incluso, en algunos casos pueden producirles otitis.

MESES 22,23 Y 24.

Ya anda sin dificultad y se comunica con soltural Su actividad básica es el juego, su peso aproximado es de 12,7 kg y mide unos 87 cm. Come y bebe sin ayuda, e incluso es capaz de apoyar el vaso sin derramar líquido.

*Controla los esfínteres.

Hacia los 24 meses se pueden empezar a entrenar los esfínteres para controlar la micción y la defecación. Es importante no forzar al niño, puesto que puede ser completamente contraproducente. Se debe observar cuándo el niño está preparado.

Normalmente, el control de la defecación se consigue antes que el de la orina. Es normal que los niños mojen la cama hasta los tres años. Se habla de enuresis cuando el niño ha cumplido los cinco años y no ha logrado levantarse por la mañana con las sábanas secas.

DE COMPRAS

Desde el segundo treimestre de vida y hasta los 24 ó 36 meses se recomienda que duerma en una cuna sólida y estable. Si tiene ruedas, al menos dos han de ser fijas o con mecanismo de frenado. En cuando al colchón, tiene que ser rígido para que el bebé no se hunda.

*Hay que jugar con ellos.

Si durante el primer año de vida del bebé los padres han de estimular una gran variedad de experiencias sensoriales, motrices y perceptivas... jugando con la mirada y llevando a cabo actividades de regazo y de cuna ( con los juegos corporales y verbales el niño obtiene multitud de sensaciones kinestésicas, táctiles y visuales ), en esta etapa es bueno aconsejar a los papás que cuenten entre su equipamiento de artículos para el bebé con un amplio surtido de juguetes de prmiera infancia, como mantas de actividades, carrollones musicales, espejos, jueguetes de goma, juegos de baño...

A partir de los dos años continúan los juegos corporales, aunque evolucionan con el objetivo de conseguir una mayor coordinación motriz. En esta etapa son importantes las actividades lúcidas con animales y muñecos de trapo que ayudan al niño a imitar y reproducir sus propias experiencias biológicas, dándoles de comer , durmiéndoles o paseándoles. También son necesarios los juegos de construcción para apliar y encajar piezas, los tentetiesos, las pelotas y los centros de actividades.

*A dormir

Hay que tener en cuenta también que el momento de irse a la cama es ahora muy especial. Los niños comienzan a hacerse los remolones y retrasan al máximo quedarse solos en su cuarto. Necesitan todo un ritual de orden y repetición: primero el pijama, luego los juguetes en su sitio, después un cuento y una canción... un beso, se apaga la luz y a dormir. Es mejor no hablarles de burjas, de dragones ni de cocos, porque se lo toman en serioi y ya no habrá modo de convencerles de que era una broma.


Alimentación para niños

En su segundo año de vida, la alimentación del niño cambia debido a que:

EL APARATO DIGESTIVO MADURA

Cuando cumple un año, el aparato digestivo del niño ya ha completado su maduración. Esto quiere decir que ya está preparado para digerir la mayor parte de los alimentos que consumen los adultos de su familia y su entorno.

Algunos niños tienen aún sólo unos pocos dientes a los 12 meses. A lo largo de este segundo año le saldrán el resto de las piezas. Ya desde los 8-9 meses, los bebés pueden "roer" alimentos semisólidos.

Subir

EMPIEZA A DOMINAR LAS HABILIDADES MOTORAS

Aprende a beber en vaso, a asir la cuchara, a mantenerse sentado, a combinar el movimiento de ambas manos, a coger pedacitos con los dedos,...

Conviene estimular al bebé a que desarrolle y ejercite sus capacidades: masticar, beber en vaso o taza, usar las manos para comer,...

Un niño que no haya probado alimentos sólidos hasta los 18 meses, por ejemplo, es probable que se niegue a masticar. La edad apropiada para que se vaya acostumbrando son los 8-9 meses.

SU APETITO TIENDE A DISMINUIR HACIA LA MITAD DEL SEGUNDO AÑO

El cambio se hace mucho más notable al cumplir los 2 años. Esta etapa de inapetencia fisiológica se debe a que el crecimiento se ralentiza a partir de esta época.

Para tranquilidad de los padres acerca de si su bebé está adecuadamente alimentado, bastará con comprobar que:

  • El niño está alegre y activo.
  • No cae enfermo demasiado a menudo.
  • Su crecimiento se mantiene. Durante el segundo año se crecen unos 12 cm, a partir de los 24 meses, crecerá unos 5-6 cm cada año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe por correo esta pagina

Seguidores